AUMA: lo nuevo de Koyle

viña koyle

Viña Koyle presentó su vino ícono AUMA, coronando así el portafolio y el proyecto de la familia Undurraga que nace hace ocho años en los viñedos de Los Lingues, en una zona precordillerana del Alto Colchagua.

AUMA, que significa ALMA pero con U de Undurraga, es una mezcla tinta que nace bajo los preceptos del biodinamismo y que para la cosecha 2009 ensambló cinco variedades, con un 33% de Malbec, 25% de Cabernet Sauvignon, 21% de Carmenère, 14% de Syrah y 7% de Petit Verdot.

Según palabra de Cristóbal Undurraga, viticultor y enólogo de viña Koyle, “junto con Pedro Parra -doctor en terroir-, hicimos una descripción detallada de nuestros suelos, lo que nos permitió identificar nuestras diferentes unidades de microterroir para luego plantar cada una de las trece variedades seleccionadas. Un clima mediterráneo de pre cordillera influenciado por constantes y frescos vientos que bajan de ella, y por suelos de buen drenaje, de textura arcillosa con piedras angulares y rocas en profundidad, son los factores claves para disponer un terroir óptimo en la elaboración de todos nuestros vinos tintos de alta calidad. Luego de separar los mejores lotes dentro del viñedo, y vinificarlos en forma independiente y con diversas técnicas, elegimos las variedades que tendría AUMA, aportando cada variedad en forma armónica sus cualidades, y luego envejecidas con esfuerzo y sigilo, siempre buscando el respeto al origen. Las uvas fueron cosechadas a mano desde cuarteles seleccionados por su única expresión y balance dentro de nuestras laderas, de variedades plantadas en alta densidad en nuestros viñedos de Los Lingues. Luego, la vinificación se realizó en pequeños tanques, para obtener una extracción suave de aromas, sabores y taninos. Los vinos fueron envejecidos durante 24 meses en barricas francesas nuevas y en lotes separados, mezclándose posteriormente todos juntos por gravedad en tanques huevos de cemento, donde AUMA fue envejecido otros 9 meses antes de ser embotellado”.

AUMA 2009 posee un profundo color rojo con tintes violetas. Sus aromas recuerdan frutos rojos y negros, flora nativa, junto a finas notas de higo, especias dulces, pimienta negra y grafito. Con taninos finos, jugosos y redondos, ofrece una placentera sensación en boca, con gran volumen, intensa concentración de sabores y un largo retrogusto, en el que se reflejan de las características propias de cada una de las variedades conjugadas. Con una larga vida en botella por delante y recomendado para acompañar la alta gastronomía local, AUMA tendrá un valor de $60.000 en tiendas especializadas.