Milú | 2013

quintamiluEn mi inquietud por tratar de entender qué es Ribera del Duero [ardua tarea más aún si se toma en consideración la cantidad indiscriminada de barrica con que suelen castigar a los vinos tintos de esa D.O, haciendo casi imposible diferenciar una subzona de otra, una bodega de otra, mucho menos una añada de otra], he dado, poco días atrás, con un par de etiquetas de un productor de ademanes independientes que rápidamente se me hicieron de lo más apreciables. He comenzado por descorchar Milú, uno de sus “vinos de pueblo”; un “roble” para quienes gustan de las categorizaciones, vinos que por lo general suelen tener como máximo seis meses de crianza en barrica. En este caso son cinco y en madera usada, lo que se agradece enormemente, pues permite apreciar el real carácter de la tinta del país sin esos, al menos para mí, indeseados sobre maquillajes. Pura fruta roja y negra, con toques de bayas azules, de prudente madurez. Notas florales, también. Acidez justita, pero en sintonía con una correcta y buena tipicidad; luego, suaves aires de frescor y leves atisbos de rusticidad, propios de unos viñedos plantados en altura y tratados a través de una viticultura tradicional y orgánica. Bien estructurado, con taninos medianamente secantes. Profundidad media, con una final y postgusto en directa correlación. De gentil paso en boca y gratísima bebilidad. ¿Se puede pedir algo más? Sí, siempre; pero si se toma en cuenta el valor de la botella, esto sería un total despropósito.

Bodega:
Quinta Milú
Etiqueta: Milú
Variedades: 100% tinta del país [tempranillo]
Cosecha: 2013
DO: Ribera del Duero
Subzona:
La Aguilera, provincia de Burgos

Productor: Germán R. Blanco
Precio referencial: 5€

Otros datos: parras con una edad promedio de 55 años, plantadas en vaso sobre suelos principalmente arcillo-calcáreos. Los viñedos se ubican a una altura por sobre los 870 m.s.n.m. La cosecha de la uva es manual. La fermentación alcohólica se realiza en depósitos de acero inoxidable (90%) y en barrica abiertas. La maloláctica y crianza tiene lugar en barricas usadas de roble americano y francés de 400 y 500 lt. Sin filtración, estabilización, ni clarificación. Añadido de mínimas dosis de sulfuroso solo al momento de embotellar. 13,5% Vol.